15 jun. 2009

BÜCHNER y CELAN

"Sólo una cosa permanece, una belleza infinita que pasa de una forma a otra, eternamente desplegada, cambiante, pero ciertamente no se la puede retener siempre y exhibirla en museos y ponerla en música, y luego llamar a viejos y jóvenes y hacer que niños y ancianos se deleiten y charlen sobre ella. Hay que amar a la humanidad para penetrar en el ser propio de cada uno, a nadie debemos tener por demasiado humilde, por demasiado feo, sólo entonces podremos comprenderlos; el rostro más insignificante causa una impresión más profunda que la simple sensación de lo bello, y se puede hacer salir a las formas de sí mismas sin introducir en ellas nada copiado del exterior, donde no se siente vibrar ni palpitar vida, ningún músculo, ningún pulso."

Del Lenz de Büchner, citado en La palabra tardía. Hacia Paul Celan. José M. Cuesta Abad, Ed. Trotta 2001

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentario