4 ene. 2012




Has entrado en mi cuerpo encogido.

Has avanzado apartando las hojas

con la decisión caliente del aire.

Eres semejante a mi respiración.

Ardes,

y luego sólo queda esta huella,

menos que un aroma, algo de calor.