30 mar. 2014

DESPUÉS DE CAMINAR

"Después de caminar unos doscientos metros por la difusa senda de un ciervo, llegamos a un lugar despejado donde yacía un cedro gigantesco, derribado por la tormenta. (...) Tenía todavía brotes de un verde esplendoroso, como adornos bordados en un viejo mantel. Un fuerte olor a savia impregnaba el aire brumoso.

....pregúntale al árbol de dónde se puede coger la madera que deseas. Su espíritu todavía está presente - agregó Charlie al verme indeciso, sin saber cómo hablarle al árbol. 

.... con el pedazo de madera de aquel cedro gigantesco, más adelante esculpí una maraca en forma de ballena. El diseño de la ballena tenía su origen en un sueño que había tenido después de una ceremonia. Cuando la tengo en la mano, se parece a una de las muchas maracas que se encuentran en los museos, pero para mí tiene un sentido especial. "Un buen objeto médico conecta muchos mundos", había dicho en una ocasión Charlie.

....los cantos de su interior proceden de un riachuelo, a donde los pueblos de la costa del noroeste acuden para bañarse y purificarse desde antes de que el cedro gigantesco fuera semilla. Su poder emana de la unión sagrada."

Jim Swam, Lugares sagrados en la naturaleza.